Kit Cuarzos Para Ombligo
Kit Cuarzos Para Ombligo
Kit Cuarzos Para Ombligo
Kit Cuarzos Para Ombligo
Kit Cuarzos Para Ombligo
Kit Cuarzos Para Ombligo
Kit Cuarzos Para Ombligo
Kit Cuarzos Para Ombligo
Kit Cuarzos Para Ombligo
Kit Cuarzos Para Ombligo
Kit Cuarzos Para Ombligo
Kit Cuarzos Para Ombligo
Kit Cuarzos Para Ombligo
Kit Cuarzos Para Ombligo
Kit Cuarzos Para Ombligo
Kit Cuarzos Para Ombligo
Kit Cuarzos Para Ombligo
Kit Cuarzos Para Ombligo
Kit Cuarzos Para Ombligo
Kit Cuarzos Para Ombligo

Kit Cuarzos Para Ombligo

$ 1,300.00 MXN Oferta Ahorre
Kit Cuarzos para Ombligo I N S I D E O U T 

El ombligo es lo primero que se forma en nosotros después de ser concebidos, es nuestra conexión con la madre y, por supuesto, con la tierra.

En ese orden de ideas, nuestro ombligo es la fuente de toda energía y comunicación y el portal de entrada de energía externa, buena o mala. Sin contar que es el encargado de administrar las reservas de energía y distribuirlas por los otros chakras cuándo están afectados por cualquier situación.
Por esta razón es muy importante protegerlo de vibraciones ajenas a nosotros. Un ombligo desprotegido puede, no solo, afectar tu campo energético, sino a la larga incidir sobre el colon, intestinos, estómago e hígado.

Cuando colocamos cristales en nuestro ombligo, ellos se encargan de actuar como una barrera energética protectora, además de servir como escudo a la energía nociva, los cristales en el ombligo ayudan a limpiar y equilibrar nuestra energía interior.

Fuera de lo anterior, actúan como sanadores, especialmente frente a traumas y malas memorias adquiridas durante la gestación y al momento de nuestro nacimiento.

Cada vez se hace más común esta herramienta terapéutica holística, ya que los cristales son de gran ayuda al momento de limpiar y transformar nuestra energía. Se requiere de práctica espiritual y conocimiento de sus poderes. El uso de cristales en el ombligo, requiere de conocimientos más amplios y ser más cuidadosos que con cualquier otra parte del cuerpo.
 
El uso de esta práctica terapéutica se remonta a antiguas civilizaciones.
Por ejemplo Platón aseguraba que los residentes de la Atlántida llevaban a cabo esta práctica con total maestría.
De la misma manera, los Mayas y Aztecas usaban ombligueras de obsidiana, práctica que se ha retomado en los últimos tiempos.

No hay un uso específico, cada quien va tomando el cuarzo que más le llama y se relaciona consigo en ese momento y va trabajando con el, de acuerdo a los beneficios que cada cuarzo otorga.

MODO DE USO:

Cuando ya sepas con cuál cristal empezar de tu kit, límpialo energéticamente con sal de grano y agua. Se recomienda en luna llena.
Posterior a esto, úngelo para que lo puedas programar. Cuando hablamos de ungir es que uses un aceite esencial de tu preferencia o tu perfume favorito e impregnes el cristal con el.
Mientras lo unges, prográmalo con la intención que tengas: protección, ayuda para resolver problemas energéticos, etc.
Después colócalo en tu ombligo y tápalo con esparadrapo o algún apósito adhesivo.
Durante los primeros tres días, usa el cristal en tu ombligo solo por unas 2 horas, y dependiendo como te vayas sintiendo, puedes ir aumentando la frecuencia de uso hasta llegar a una semana.
Al cumplirse la semana, retíralo, lávalo de nuevo con sal y agua y déjalo descansar por tres días.
Puedes intercalar cristales, dependiendo de lo que quieras o necesites.
 
Con esta breve guía, ya puedes empezar a usar cristales en el ombligo y aprovechar todos sus beneficios.


Variantes Kit Reprogramación

Sólo 3 quedan en el inventario